Velilla del Río Carrión

Twitter
Facebook
Tuenti

Ultimas noticias Empresas Imágenes y videos

EL ESPIGÜETE

 

El Pico Espigüete (2.450 m.) es una de las mayores elevaciones de la Montaña Palentina, en las estribaciones de la Cordillera Cantábrica (macizo de Fuentes Carrionas) y, a pesar de no ser la de mayor altitud, es su cima más característica.



Está situado junto a la localidad de Cardaño de Abajo, en el término municipal de Velilla del Río Carrión, dentro del Parque Natural de las Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, a 26 km. de Guardo y 126 km. de Palencia.

Es una montaña de piedra caliza blanca que desde determinadas vistas parece una esbelta pirámide de gran belleza y gran solidez, y parece emerger de las aguas del pantano de Camporredondo cual una isla en medio del océano.

Ascenso

La ruta comienza en el aparcamiento habilitado en la carretera entre Cardaño de Abajo y Cardaño de Arriba, del cual parte una pista que remonta todo el valle del arroyo Mazobres.
Siguiendo esa pista, llegamos a la bifurcación del arroyo; hacia el norte vemos la cascada del Mazobres (debajo del pico Murcia, aunque este no se vea) y un sendero parte hacia ella. Otro sendero continua hacia el oeste para remontar al Collado de Arra, y al principio de este segundo sendero, a nivel de la bifurcación de los arroyos, en seguida nos desviaremos hacia el S para remontar una loma muy inclinada que nos planta en la base del corredor N. En esa zona está la Sima del Anillo, precaución si está cubierta de nieve y no es visible (es el sumidero de las aguas de esa zona).

La ruta comienza en el aparcamiento habilitado en la carretera entre Cardaño de Abajo y Cardaño de Arriba, del cual parte una pista que remonta todo el valle del arroyo Mazobres.

Siguiendo esa pista, llegamos a la bifurcación del arroyo; hacia el norte vemos la cascada del Mazobres (debajo del pico Murcia, aunque este no se vea) y un sendero parte hacia ella. Otro sendero continua hacia el oeste para remontar al Collado de Arra, y al principio de este segundo sendero, a nivel de la bifurcación de los arroyos, en seguida nos desviaremos hacia el S para remontar una loma muy inclinada que nos planta en la base del corredor N. En esa zona está la Sima del Anillo, precaución si está cubierta de nieve y no es visible (es el sumidero de las aguas de esa zona).

A partir de este rellano la ruta va inclinándose cada vez más a medida que nos aproximamos al murallón rocoso que es el espolón N., el cual tendremos en todo momento a nuestra izda según subimos, dirigiéndonos a un estrechamiento muy evidente donde a partir del cual la ruta cambia a rumbo SO. Ese es el punto de mayor inclinación el corredor, que yo calculo de 45 º mínimo. En este estrechamiento, en caso de nevadas recientes sobre otra capa de hielo o nieve helada, pueden desprenderse placas y ocasionar accidentes.

El corredor no da sensación aérea ya que va protegido todo el rato por el espolón N, pero a partir de ese estrechamiento cuando cambiamos de dirección, la ruta prosigue en travesía ascendente y ahí sí que hay mayor sensación de caída sin que ésta sea importante para los montañeros con una mínima experiencia. La pendiente disminuye ligeramente; en ese tramo de travesía, si no hay huella abierta en la nieve o ésta estuviera helada, debemos dominar la técnica de autodetención ya que esa pala de nieve termina sobre unos cortados.

Llegamos a la cresta cimera y en 5 minutos más, a la cumbre principal (cima O.), 2451 mtrs. donde hay un vértice geodésico.

Descenso

Podemos bajar por el mismo corredor N., por la llamada "Vía de la Pedrera" (canal S.) o por la arista E. de nuevo al aparcamiento desde donde partimos.
Para volver por la arista E, debemos contar con suficientes horas de luz ya que es un descenso muy largo donde debemos usar las manos de forma puntual en algunos pasos, y la presencia de nieve y su estado pueden influir sobre todo en montañeros con menos experiencia.

Primero cresteamos hasta la vecina cima E. (2444 mtrs) y seguimos todo el filo de la arista hasta abajo. Los hitos van marcando los mejores pasos a seguir, algunas veces pasando ciertos resaltes rocosos por la vertiente norte. Ni siquiera yo hablaría de destrepes, pero sí que hay que emplear las manos en ciertas ocasiones. Si no hay nieve en la arista, los bastones estorban mucho en la primera mitad del recorrido.



En cualquier caso, especial atención a la presencia de cornisas, pero sobre todo A DOS SIMAS QUE HAY EN PLENA CRESTA. Estas simas son dos pozos que pueden estar tapados por la nieve, y que en caso de que te cueles por ahí quizá no salgas. Nosotros en Marzo de 2005 sólo vimos uno de ellos y eso quiere decir que el otro quizá estaba tapado por la nieve. El que vimos está a mitad de camino entre la cima E. y otra cima secundaria más al E. aún de 2269 mtrs (ver fotografia anterior), y tiene 2 mtrs de ancho por 8 ó 10 mtrs de profundidad, con paredes verticales cubiertas de hielo en esa fecha. Si no hay nieve en la arista, se ven perfectamente.

Alrededor de la cota 2000 de la arista, tenemos la posibilidad de abandonar la misma tanto hacia el N. para descender hacia el refugio del ICONA, como hacia el sur para descender hacia Cardaño de Abajo.
Justo cuando estás viendo ya el aparcamiento, colgado sobre él, al final de la ruta, es mejor seguir los hitos que descienden ligeramente más hacia la derecha por una pedrera, que bajar directamente en línea recta al aparcamiento ya que así evitamos un destrepe incómodo a través de unos densos matorrales. Pero justo al final, sobre el aparcamiento, ya que más arriba hay otra pedrera de mayores dimensiones que también baja a la derecha y que no debemos seguir, en ese punto debemos seguir todavía la arista rocosa y no bajar por esa primera pedrera.


Palencia en la red