Palencia en la red

Buscar
Un espacio para Palencia en internet martes, 28 de marzo de 2017
Palencia Abierta

Ayuntamiento de Palencia

Diputación de Palencia

Nuestros patrocinadores
Entrevistas y Artículos de interés

EDITORIAL: Vergüenza ajena


08/12/2013

POR SERGIO LOZANO BLANCO, DIRECTOR DE PALENCIA EN LA RED - PALENCIA INVIERTE

POR SERGIO LOZANO BLANCO, DIRECTOR DE PALENCIA EN LA RED - PALENCIA INVIERTE

Creo que los sindicatos son muy necesarios, y son figuras que deberían cumplir una misión muy importante: velar por los intereses de los trabajadores y defender que se cumplan sus derechos.

Y digo “deberían” porque en realidad no lo son, a la vista de los nuevos escándalos. Y ya son muchos… Alguien debería poner fin a esta lacra social, que no es más que una vergüenza para los trabajadores.
Y no me refiero a los miles de trabajadores que luchan día a día honradamente y que, además, aportan su granito de arena afiliándose y pagando una cuota religiosamente a su sindicato.

Y tampoco me refiero a la mayoría de los trabajadores que ocupan los diversos cargos intermedios en los diferentes sindicatos, ucya actitud y labor es muy encomiable.

Me refiero a esa gran “inmensa minoría” de dirigentes sindicales y “jefecillos” que, amparados en su alto cargo en las diferentes estructuras sindicales, delinque reiteradamente con alevosía y premeditación, enriqueciéndose personalmente, robando a sus afiliados, trabajadores, parados y al resto de la ciudadanía.

Es hora de cortar a estos chupópteros sin escrúpulos y, de una vez por todas, poner fin a esta vergüenza.
Sí: digo vergüenza, porque siento vergüenza ajena de esta estirpe.

La culpa, en parte, la tiene la propia Administración y nuestros políticos que, a la vista de “esto”, no toman cartas en el asunto y sancionan ejemplarmente a estos parásitos.
La culpa también la tienen nuestras leyes y/o nuestro sistema judicial, que una vez más deja impunes a esta caterva, permitiéndoles usar ingeniosas estratagemas legales.
En fin: es una pena que este país por el que siento tanto cariño y respeto se vea enturbiado por tantos escándalos de este tipo, que se convierten en noticia en el resto del mundo, tirando por tierra el digno esfuerzo de tantos y tantos trabajadores y empresarios honrados.

Lo que tampoco entiendo es cómo la masa social y “habituales grupos de presión” no se rebela contra esto y pide que se termine con este sinsentido.
Quizás es porque son ellos mismos los que incentivan el resto de protestas... Y suele ocurrir aquello de que “consejos vendo que para mí no tengo”.

Contacto | Anuncios | Términos y condiciones


Palencia en la Red es una iniciativa de Espacios en la Red | info@palenciaenlared.es | www.anunciosinvierte.com