Palencia en la red

Buscar
Un espacio para Palencia en internet sábado, 25 de marzo de 2017
Palencia Abierta

Ayuntamiento de Palencia

Diputación de Palencia

Nuestros patrocinadores
Entrevistas y Artículos de interés

Bar Adrián: Marchando un café con mucho cariño


04/01/2013

Jesús y Tita llevan su local con toda la alegría posible. Sólo así consiguen cumplir su objetivo: que la gente se anime y disfrute dando una vuelta por lugares como el Bar Adrián

Dicen que éste no es el mejor momento de la hostelería. Y, de tanto decirlo, algunos llegan a creérselo. No es el caso de Jesús y Tita, gerentes del Bar Adrián, un establecimiento que lleva nada menos que 20 años atendiendo al público palentino. Ellos tienen la clave para combatir todas las crisis que puedan surgir: trabajar con cariño.

Jesús tomó las riendas del Bar Adrián hace dos décadas, pero ya trabajaba en este local de la calle Estrada desde unos años antes, para el anterior dueño. Asumir un negocio exige muchas más cualidades que saber ser un buen camarero, pero él no dudó en que sería capaz de sacarlo adelante. Unos años después, llegó una entusiasta camarera llamada Tita, que ponía su mejor sonrisa y sus mejores cafés, cañas, tapas y copas...

«Llegué aquí pensando que sería un trabajo provisional... ¡Y mira!», explica Tita, la simpática camarera que terminó convirtiéndose en la mujer de Jesús y corresponsable del Bar Adrián.

El resultado, dos décadas después, es que el cariño con que esta pareja dirige su establecimiento se percibe al otro lado de la barra.

Es cierto que todo ha cambiado. No sólo la crisis afecta al consumo, como es lógico, sino que los hábitos de los clientes tampoco son los mismos. «Quizás antes el trato era más cercano, se llevaba aquello de tener “tu bar”. Hoy en día los clientes se mueven más de unos lugares a otros, hoy toman el café aquí y, mañana, en otro establecimiento», explica Tita. «Eso no es malo, ni mucho menos: simplemente te exige trabajar de otra manera, tratando al cliente con mucho mimo».

Ese mimo se traduce en el servicio. «Por ejemplo, damos un pincho por la mañana y otro por la tarde. O, en el desayuno, servimos el café con una pasta y un zumito». Detalles que distinguen el buen servicio y el trato cariñoso y alegre, que acaba “contagiando” a los clientes. «Lo único que pretendemos con ello es que la gente se anime, salga y disfrute. Por eso trabajamos tanto: desde las 10 de la mañana hasta la una de la madrugada, y, los fines de semana, hasta las 2,30 horas».

Aunque se trata de un horario un tanto sacrificado -ya se sabe que en el mundo de la hostelería no existen las vacaciones, ni los puentes, ni la Navidad...-, Jesús y Tita se sienten cómodos en su bar. «Es nuestra verdadera casa: aquí pasamos todo el tiempo, aquí nos vemos... A casa sólo vamos a ducharnos y a dormir, como quien dice». Y esa familiaridad termina transmitiéndose al cliente.

Tita y Jesús son conscientes de que en estos tiempos toca apretarse el cinturón, si quieren cumplir su objetivo final: que los clientes se animen, salgan y disfruten de una copa bien servida, una caña acompañada con una tapa o un café calentito.  
«Hemos asumido el IVA para que no repercuta en los clientes, hace unos años redecoramos el bar, nos trabajamos las tapas para que sean variadas y apetecibles... En definitiva, tratamos de adaptarnos, trabajar más horas y echarle más alegría, si cabe, a nuestro trabajo».

Contacto | Anuncios | Términos y condiciones


Palencia en la Red es una iniciativa de Espacios en la Red | info@palenciaenlared.es | www.anunciosinvierte.com