Palencia en la red

Buscar
Un espacio para Palencia en internet lunes, 24 de abril de 2017
Palencia Abierta

Ayuntamiento de Palencia

Diputación de Palencia

Nuestros patrocinadores
Entrevistas y Artículos de interés

La Casa de Piedra: sabor a familia


06/07/2013

Raúl e Isabel han sabido combinar la tradición con una nueva visión del negocio. Este restaurante y CTR de Monzón alberga algunos de los mejores sabores de Castilla y León

La Casa de Piedra, en Monzón de Campos, es un referente en la cocina tradicional palentina. Desde el año 74, el que fuera un tentadero de vaquillas se fue haciendo un hueco entre los restaurantes de la provincia.

Ubicada junto a la Nacional 611, la Casa de Piedra se convirtió pronto en parada obligatoria para viajeros habituales o esporádicos, que aprovechaban su paso por Monzón para degustar un buen lechazo asado en horno de leña, un chuletón a la brasa o un cocido tradicional. Desde entonces, el tiempo ha pasado con sus cambios inevitables... Pero cambios “a mejor”.

Raúl Amor, hijo de los antiguos gerentes, se hizo cargo de La Casa de Piedra en 2002, tras una profunda reforma. Este experto cocinero ha sabido mantener la tradición familiar, con sabores naturales cien por cien castellanos, aportando una visión mucho más amplia sobre el negocio de la hostelería. Actualmente, La Casa de Piedra es también un Centro de Turismo Rural con 9 habitaciones y capacidad para 16 huéspedes. En su salón se celebran eventos de todo tipo, que se disfrutan también en el patio de 700 metros. Raúl y su mujer, Isabel, no paran de trabajar en nuevas ideas para un futuro próximo, con el objetivo de que La Casa de Piedra no deje nunca de crecer.

Háblenos de su cocina
Trabajamos un tipo de cocina tradicional, de mercado, con productos frescos de la tierra y elaboración prácticamente diaria. Elaboramos lechazo asado en horno de leña y también tenemos una brasa, gracias a la cual damos buena cuenta de chuletones, solomillos, carnes de buey, etcétera.

Tenemos buen pescado y marisco. Al estar ubicados en la N-611, siempre hemos tenido un contacto estrecho con los proveedores que venían directamente del puerto de Santander nos traían producto muy fresco y aprovechaban para comer aquí. Aunque con las crisis se ha perdido alguna de esas rutas, seguimos recibiendo un género de primera.

Y entre todo ello, ¿hay algún plato que “vuelva locos” a los clientes?

Lo que “bordamos” son unas mollejitas de lechazo con un ajo dorado a la plancha, y también el chuletón a la brasa. La calidad de la carne se cuida mucho. El lechazo nunca ha faltado en esta casa y, desde mi punto de vista, será de los mejores lechazos al horno de leña de Castilla y León. Eso sí, la gente ha de concienciarse de que, para disfrutar de un lechazo “diez”, conviene reservar con antelación. De ese modo prepararemos la pieza que más le guste al cliente y estará en su punto exacto a la hora convenida, con su colorcito caramelo y su piel crujiente.

Tenemos una huerta grande cuyos productos van directamente a la cocina y, en temporada, hay clientes que vienen sólo para tomar nuestras ensaladas de tomate y cebolla. Incluso “nos dejamos robar”: algunos nos preguntan si pueden llevarse a casa unos tomates, porque les encantan. Enfoque sigue aquella línea familiar, pero más actual.

Ahora, en verano, triunfan sus arroces, ¿verdad?

Las paellas y fideuás son una de nuestras especialidades. Nos viene también de tradición familiar: mi cuñada es de Alicante y su padre es un gran cocinero. Hace unos años me trasladé allí para aprender con él.

Tenemos varias opciones: pollo y conejo, mariscos, fideuá con tomate rallado, alioli y pan tostado... Platos muy ricos y, además, muy económicos.

Con la apertura del Centro de Turismo Rural, ha evolucionado el restaurante familiar

Sí. Han evolucionado los platos y también el negocio, que se ha ido “redondeando” con esa oferta de habitaciones. Si bien Monzón no es un pueblo muy turístico, de vez en cuando vienen visitantes, sobre todo los que se dirigen a la zona del canal de Castilla. Y a diario trabajamos muy bien con trabajadores. Es un buen complemento al restaurante.

La Casa de Piedra es también un referente como lugar donde celebrar eventos y banquetes especiales

Tenemos capacidad para más de 100 personas, que se complementa con el patio y la huerta, un sitio idílico para bautizos y comuniones, ya que los niños pueden jugar tranquilamente en los hinchables que solemos instalar. Si el tiempo acompaña, la fiesta se suele prolongar hasta la hora de cenar, así que acaban “picando algo”. Es un sitio agradable y, además, no metemos ninguna “prisa” a los clientes. Están aquí el tiempo que quieren.

Contacto | Anuncios | Términos y condiciones


Palencia en la Red es una iniciativa de Espacios en la Red | info@palenciaenlared.es | www.anunciosinvierte.com