Palencia en la red

Buscar
Un espacio para Palencia en internet viernes, 26 de mayo de 2017
Palencia Abierta

Ayuntamiento de Palencia

Diputación de Palencia

Nuestros patrocinadores
Entrevistas y Artículos de interés

La Fundación Hombres Nuevos combate la explotación infantil en Bolivia


11/06/2013

Mañana, 12 de junio, se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, y la ONG de origen palentino aprovecha la ocasión para denunciar la situación de los menores bolivianos que se ven obligados a trabajar para sacar adelante sus estudios o ayudar a su familia.

La Lucha contra el trabajo infantil: Un sueño de libertad

11-06-2013

Según la Organización Internacional del Trabajo OIT, en el mundo existen 246 millones de niños, niñas y adolescentes trabajadores entre 5 y 17 años, de los cuales el 16% se encuentra en América Latina y el Caribe. En Bolivia existen alrededor de 116.000 niños y niñas trabajadores, que representan alrededor del 8% del total de niños y niñas comprendidos entre las edades de 7 y 13 años. El peso relativo es superior en las zonas rurales, donde el 10% declara realizar alguna actividad económica a diferencia de 6% de las zonas urbanas. 

"Todos los días me levanto a las 5:30 de la mañana y me voy a trabajar al mercado, ahí descargo pollo y entrego a los puestos. Yo trabajo para poder pagar mis estudios y poder comprarme ropa”, es la respuesta de Roly Choque, un niño de 14 años que ayuda con su carretilla en el Mercado del Abasto de Santa Cruz de la Sierra para tener un ingreso económico. La suya es una de las muchas historias de los cerca de 61 niños, niñas y adolescentes que están atendidos en el Centro de Día “Camino Nuevo” que Hombres Nuevos gestiona en el cuarto anillo de la capital cruceña, y que reflejan realidades difíciles de entender; pero concreta respecto a las necesidades que los llevan a hacerlo dejando atrás un pensamiento, casi siempre generalizado, de compasión.

 

Ya sea como "lustracalzados", vendedores de golosinas y cigarrillos, limpiadores de cristales, voceadores, ayudantes en supermercados, recicladores, limpieza en los cementerios o simplemente animadores en las calles, hay niños y niñas que buscan recursos por necesidad y no por obligación "directa" de sus familiares. Son muchos los que se ven abocados a ayudar en la economía familiar porque sencillamente a sus padres no les llega para poder mantenerlos.

 

En Bolivia, la Constitución en ninguna forma reconoce la "actividad laboral" de los menores (al menos no expresamente), porque la tendencia actual es aplicar las recomendaciones internacionales de eliminar toda forma de trabajo infantil que suponga explotación laboral (por la especial situación de vulnerabilidad de los menores), y es por eso que directamente establece que "Se prohíbe el trabajo forzado y la explotación infantil". Sin embargo, en el país, el trabajo infantil es una realidad muy difícil de afrontar por parte del Estado. Actualmente existe un anteproyecto de ley que busca aprobar un nuevo Código del Niño, Niña y Adolescente, (el actual data de 1999), y que será remitido a la Asamblea Legislativa Plurinacional.

 El comercio es la actividad que mejor remunera a los niños, incluso más que otras. Según revela el Diagnóstico de Trabajo Infantil en Bolivia, elaborado por el Centro de Estudios Superiores Universitario (CESU) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), se conoce que los ingresos que generan los niños diariamente oscilan entre los 10 y los 90 bolivianos (1,09 y 9,84 euros), pero mientras la mayoría de los varones ganan entre 30 a 50 bolivianos (3,28 y 5,46), la mayoría de las niñas gana entre 10 y 25 bolivianos (1,09 y 2,73). Trabajan entre dos y catorce horas cada día.

 

Exteriores del Hogar Zafra (Fundación Hombres Nuevos=

Sin embargo, también están las niñas, niños y adolescentes trabajadores (NATs) que bajo la justificación de "necesidad", trabajan sin protección y enfrentados a muchos riesgos, dispersos en diferentes espacios, invisibles para algunos, visibles para otros; un contexto que se extiende más allá de lo escrito en las leyes.

 En este contexto social y con esta población, la Fundación Hombres Nuevos desarrolla en Bolivia, a través del Proyecto Hombres Nuevos, un Programa de Lucha y Erradicación del trabajo infantil con el que pretende afrontar los principales problemas que afectan a este colectivo de menores: altos niveles de maltrato y violencia (incluso situaciones de abuso sexual y violaciones), alcoholismo y desintegración familiar, obligación de verse abocados a trabajar en la calle (donde descubren las drogas, las amistades e influencias negativas), y el absentismo escolar.



Para romper el ciclo de la pobreza en el que viven, la marginación y la explotación a la que viene siendo sometidos, y lograr que la incorporación de niños, niñas y adolescentes al trabajo en la calle deje de constituir  una violación de sus derechos fundamentales, de atentar contra su vida y salud, de excluirlos de la educación y se pueda favorecer su condición de sujetos de derechos y de personas en proceso de desarrollo, Hombres Nuevos articula su trabajo en torno a dos centros que tiene en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

 Por un lado, el Centro de Día Camino Nuevo “Hombres Nuevos”, que vio la luz en el mes de agosto de 2007, y fue posible gracias a las ayudas recibidas del Ayuntamiento y la Diputación de Palencia en la Convocatoria de Ayuda al Desarrollo en el año 2006. Por otro lado, el Hogar de Mensajeros “Hombres Nuevos”, que desde 1996 desarrolla su función de escolarizar a niños y adolescentes trabajadores en el barrio marginal del Plan 3.000.

 

Más recientemente, Hombres Nuevos con la colaboración de la alcaldía del municipio de Montero; la empresa boliviana azucarera Guabirá; el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz; y con los fondos provenientes de la Cooperación española; en concreto, de la Generalitat de Valencia; ha inaugurado el pasado mes de marzo un Centro para atender a los hijos e hijas de los trabajadores de la caña de azúcar. Una de las peores formas de trabajo infantil según la OIT.

 

La infraestructura cuenta con dos grandes áreas y locales repartidos; un área destinada a ser Centro Infantil con capacidad para 50 niños y niñas menores de seis años, y otra zona destinada como Hogar de Acogida para los niños y las niñas de la zafra. En este centro desarrollaran actividades únicamente organizaciones de la Federación de Trabajadores de la caña de azúcar, y los vecinos del Distrito 1 del municipio de Montero, con una población aproximada de 8000 habitantes.

 

Ver a un niño, a una niña o aun adolescente trabajar en la calle puede generar muchas reacciones, pocas conocen el fondo de cada situación. Si bien es cierto que la explotación y el abuso infantil son noticias de todos los días, también es cierto que hay menores que asumen realidades difíciles y deciden actuar en ellas. Que deban o no trabajar los niños, siempre estará en debate; pero nunca debe ser negociable el reconocimiento y respeto de sus derechos. Por este motivo desde la Fundación Hombres Nuevos trabajamos y luchamos, y por que un día entre todos y todas (desde acá y desde allá) podamos lograr la erradicación del trabajo infantil en los países en vías de desarrollo.

Contacto | Anuncios | Términos y condiciones


Palencia en la Red es una iniciativa de Espacios en la Red | info@palenciaenlared.es | www.anunciosinvierte.com